PROFESIA

Una profecía para los cristianos, en la Biblia ya está escrito el futuro de Rusia

David Jeremiah, pastor y autor, revela que la nación rusa está jugando un papel fundamental en lo que podría ser un ataque a Israel y así verdaderamente pueda dar inicio al fin de los tiempos y aseguró podría ocurrir antes de lo que se piensa.

Según un artículo publicado en su sitio web, dijo que en la Biblia desde hace mucho tiempo ya estaba escrito lo que Rusia está haciendo, además de “predecir eventos específicos que ocurrirán en el futuro de la nación”.

Desde que comenzó la guerra entre Rusia y Ucrania, muchas personas se han puesto en contacto con Jeremiah a través de sus redes sociales y de su ministerio “Turning Point” para poder entender a nivel bíblico que significa todo lo que se está viendo actualmente.

A través del artículo “El papel de Rusia en la profecía de los últimos tiempos”, el pastor explicó que lo que está haciendo el presidente Putin ha causado preocupación en todo el mundo.

“Ha anexado Crimea, se coló en la República de Georgia e invadió Ucrania”, escribió para decir que una profecía de Ezequiel habla directamente sobre esa nación.

Ezequiel 38 incluye una profecía sobre el futuro de Rusia, dijo Jeremiah. En ese capítulo, Rusia es llamada “Rosh”, escribió.

“Tanto Ezequiel como Daniel describen al agresor de Israel en los últimos tiempos como descendiente del norte. Daniel usó la frase ‘rey del norte’ para describir al comandante de la alianza.

La profecía de Ezequiel presta apoyo a la de Daniel, indicando que los ejércitos invasores llegarán a Israel ‘desde el lejano norte’. Rusia es la única nación moderna que coincide con esta descripción”, agregó haciendo uso de versos que aparecen en el libro de Daniel y Ezequiel.

El punto fuerte de la explicación comienza cuando describe a “Gog”, el príncipe principal, que en este caso sería el líder ruso.

“Gog es el príncipe de Rosh, o diríamos el líder de Rusia. Algunos eruditos creen que Gog es un título más que un nombre personal… Gog es de la tierra de Magog. Magog también era el nombre de uno de los nietos de Noé , y muchos eruditos creen que sus descendientes se asentaron alrededor de los mares Negro y Caspio en la frontera sur de Rusia. En La Biblia de estudio de Jeremías, identifico esta región como los antiguos países ‘-stan’ (Kazajstán, Kirguistán, Uzbekistán, Turkmenistán, Tayikistán y quizás Afganistán), todos antiguos constituyentes de la Unión Soviética. Lo que une hoy a los sesenta millones de habitantes de esta región es su religión: el Islam”, indicó.

Y es así como estas naciones formarían una alianza para destruir Israel, dijo Jeremiah.

“Rusia y Turquía liderarán desde el norte. Irán se unirá desde el este. Sudán y Libia presionarán desde el sur y posiblemente Alemania desde el oeste. Para oscurecer el panorama de Israel, es probable que estos representen a los principales aliados en la invasión. En Ezequiel 38:9 , el profeta agregó que la nación tendrá ‘muchos pueblos’ de su lado”.

El pastor dice que es difícil de imaginar que Israel sea desarmada cuando reciba ataques de la coalición rusa, pero que igual va a acontecer.

“Este cambio radical en Israel, cuando bajará sus defensas, ocurrirá al comienzo de la Tribulación o justo antes. En el momento del Rapto, el

Anticristo hará un trato de siete años con Israel en el que promete proteger a la nación. Israel se volverá dependiente del Anticristo, desarmará su ejército y dedicará todas sus energías a aumentar su riqueza. La nación estará indefensa contra la coalición del norte», indicó.

“… La invasión de Israel por parte del norte no va a suceder en el futuro inmediato, pero tal vez antes de lo que pensamos”, aseguró.

Pero un punto que Rusia pasaría por alto es que Dios estaría usando «una serie de desastres naturales» para proteger a Israel, “Serán aún más espectaculares y catastróficos que las plagas del antiguo Egipto”, explicó.

Pero antes de sentir miedo por lo que podría acontecer, el pastor dijo que esta profecía solo debería traer consuelo y esperanza a los cristianos.

“Profecías como esta sobre el futuro de Rusia e Israel nos recuerdan que tenemos un Dios grande y maravilloso, y nada está más allá de Su poder. Incluso cuando parece que no hay esperanza, Dios puede entrar y cambiarlo todo”, finalizó.

Comments are closed.