noticia

Ricardo Montaner, lanza su nuevo álbum “Fe”

Luego de lanzar su álbum “Fe”(compuesto de once temas), el artista habló con Teleshow de Infobae sobre los motivos que lo llevaron a hacer este trabajo.

 “¿Por qué esperé tanto tiempo para este disco? No lo sé, tal vez necesitaba estar más preparado para hacer un álbum completo con canciones dedicadas a Dios”, reflexionó Ricardo Montaner luego de presentar en Nueva York su nuevo trabajo, Fe, que cuenta con la participación de su hija Evaluna. En una entrevista realizada por Ronen Suarc para Teleshow, el artista que en junio se presentará junto a la joven, su yerno, Camilo, y sus hijos Mau y Ricky en un recital vía streaming para todo el mundo,

— Tu llamado a Jesús y a lo espiritual se remonta a hace 28 años, pero llega ahora con este disco, ¿sentís que te lo debías?

— Sentía que estaba en deuda conmigo. Si en un álbum me he dado vuelta para que se vea más adentro de mí, es en este. Fe es un disco que me dibuja tal cual soy en las conversaciones con Dios. Hacer un álbum completo con canciones de amor dedicadas a Dios no es convencional porque hago baladas para parejas y es dar un vuelco en el que la gente no está acostumbrada a verme, salvo en pinceladas como ‘La gloria de Dios’, que fue un tema que despegó muy fuerte. Hacer un álbum completo de contenido espiritual necesitó un tiempo de reflexión por mi lado y ver cómo le hacía escuchar a la gente quién soy en las mañanas cuando me levanto y hago el café. Ese Ricardo es el que va a ver la gente, no pretendo convencer a nadie de nada salvo que vean cómo ha sido mi experiencia y por qué siento que me brillan los ojos de esta manera y no quiero que la gente se lo pierda.

— Se siente que eres una persona feliz, plena, que a tu edad has llegado a un momento tan lindo artísticamente y familiarmente, eso es muy difícil.

— Es un momento de plenitud muy grande, la gente a veces se pregunta si los artistas no pasan trabajo, no tienen problemas, rollos, que fácil lo ves viviendo cerca del mar… ¡Tu ya sabes! Pero la verdad es que uno es un ser humano como cualquiera y en la vida hay pérdidas como en la vida de todos, pérdidas irrecuperables, que duelen el fondo del alma y destruyen. Pero, si no fuera por eso que es la fe, no podríamos transitar este camino.

— ¿Hubo algo que te haya hecho perder la fe?

— Perder la fe es algo demasiado radical. Pero recuerdo hace unos años una pérdida personal de alguien a quien mi esposa y yo amábamos mucho y jurábamos que iba a salir de la enfermedad y que por más que los diagnósticos eran los peores, apostatamos a que se sacaba y no fue así. Y Dios se la llevó al cielo y ahí titubeo un poco (la fe). Pero nadie me ha dicho que el camino a la fe es fácil y se lo digo a la gente, no es para nada fácil porque transitarlo te obliga a ciertas cosas que quizás en tu mente chiquita no puedes concebir y crees que porque tienes fe o un Dios como el nuestro que todo lo puede te conviertes en un mini Superman que puedes mirar para arriba y decirle: “Tu sabes”. Y sabe Dios los propósitos para la vida de cada quien y por qué suceden las cosas. Uno puede perder la fe de manera de tambalear con cualquier sacudón de tu vida y es muy difícil pararse a la gente que la esta pasando mal y decirle: “Ten fe”. Si ya perdieron un familiar, un tío o sus hijos, se metieron en el mundo de la droga y tu vienes con tu carita de: “Ten fe”. Es difícil transitar la fe y de algo no tengo duda: la diferencia entre tener fe y no tenerla. Tener fe es como tener un paraguas gigante o un piloto, no te dicen: “No va a llover, ahora que tienes fe no llueve”. Es: “Va a llover y duro, pero aquí tienes este paraguas y este sobretodo para que te lo pongas para que no te empapes. Te vas a mojar, pero con la fe no te vas a empapar”.

— ¿Qué sorpresas tiene Fe, tu nuevo disco?

— Hay un track en el que el cantante no canta, una especie de versión libre de “La gloria de Dios”, que canté a dúo con Eva y en esta ocasión le pedí que se parara frente al micrófono que iba a hacer un arreglo y logramos montar todo en Praga con la filarmónica. Le dije que se dejara ir con el micrófono e hiciera lo que quisiera y lo que hizo fueron inspiraciones que te hacen sentir la presencia de Dios. ¡Yo y no canté! Es cómico y la gente va a decir: “Este tipo está loco”. Pero me encanta cómo quedó. Esa canción ha tocado el alma de mucha gente y sé que le va a servir a mucha gente.

— ¿Qué esperás de la devolución de la gente?

— En realidad la única devolución que me gustaría tener es que cada vez que vea en Youtube que alguien más lo vio, sienta que pude con eso tocar el corazón de la gente, cuántas veces la escuchen en las plataformas o compren el disco, me daré cuenta que toqué el corazón como quería con estas canciones. Es una entrega sin interés, darles once tracks donde se puedan encontrar con Dios en el momento mas sagrado, íntimo, que sirva para la oración, para relajarse y pensar cómo le puedo tocar la puerta a Dios a través de una canción, un pensamiento que te acerque al cielo y a la eternidad. Dios es el presidente de todo, no necesitás intermediarios para hablar con él ni cita previa. Y eso me hace muy feliz, saber que a través de estos tracks te sientas en el ambiente y el momento para escuchar la voz de Dios.

Comments are closed.