niños

7 Razones Bíblicas para tener un ministerio de Niños

El ministerio a los niños, procura suplir las necesidades espirituales de ellos en el nombre de Jesús. Es bueno vincular el ministerio espiritual con otras necesidades, ya sean físicas, emocionales, sociales o mentales estas son las cuatro áreas del crecimiento.

1. El ministerio a los niños es un mandamiento de Dios.

En los primeros cinco libros de la biblia, Dios nos ordena instruir a los niños. (Ministrar la verdad a los niños enseñarles a amar, honrar y obedecer al Señor) ; Es un mandamiento de Dios.

En el libro de Éxodo, el Señor dijo a Moisés que instruyera al pueblo que celebrara la fiesta de la pascua. Moisés así lo hizo y además dijo a los israelitas que sus hijos preguntarían la razón de esta fiesta (Éx 12:26). Entonces ellos deberían contarles cómo Dios protegió a sus familias cuando eran esclavos en Egipto. Igualmente nosotros deberíamos contar a nuestros hijos lo que Dios ha hecho a nuestro favor y enseñarles que Dios es fiel.


2. Se las Repetirás a tus hijos.

Luego de dar a Moisés los Diez Mandamientos, Dios dijo:

“Y Estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes”
(Dt 6:6-7).

El plan de Dios no es que simplemente enseñemos a los niños por unas pocas horas cada semana en la iglesia. La casa es la primera aula de clases y los padres deben enseñarles lecciones sobre Dios todos los días mientras están jugando, haciendo tareas, yendo al almacén o al mercado, durante las comidas y a la hora de acostarse. Los padres sabios buscan los *momentos de enseñanza, en que pueden aplicar las verdades bíblicas en la vida de su hijo. Esta forma de aprender ayuda a los niños a adquirir el conocimiento bíblico y ponerlo en práctica cada día de su vida. Los padres dan el ejemplo.


3. Tener una generación sana en el conocimiento de Dios
.

Con valores del Reino, para que no se aparten del camino:
En Proverbios 22:6 Salomón dice: “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”.
Enseñe a los pequeños a amar y obedecer a Dios y ellos, por lo general, serán adultos fuertes en la fe.


4. Prepararlos para los días malos (de prueba).

Eclesiastés 12:1 anima al niño a recordar a Dios “antes que vengan los días malos…”
Enseñar a conocer a Dios es prepararlos para resistir las tentaciones que les llegarán cuando sean jóvenes y adultos.

5. Un mandato para todos. “ Id ”.

“Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” (Mr 16:15).
Los niños están incluidos

 

6. Dejad que los niños vengan a mí, y no se lo impidáis. (Mt9:14).
Es uno de los principios del Reino de Dios.

 

7. Produce galardones eternos. (Recompensa).

“El que a vosotros recibe, a mí me recibe; y él que me recibe a mí, recibe al que me envió. El que recibe a un profeta por cuanto es profeta, recompensa de profeta recibirá; y el que recibe a un justo por cuanto es justo, recompensa de justo recibirá. Y cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa”

(Mt 10:40-42).


Author Daniel Basconcel

Comments are closed.