| Home
DEVOCIONALES_oracion_

El poder de la oración

La Biblia nos anima y alienta una y otra vez a orar y hacerlo sin renunciar, aunque transcurra el tiempo y aparezcan diversos obstáculos. La oración es una poderosa herramienta que le permite al cristiano alcanzar victorias y conquistas que de ninguna otra manera es posible lograr.  

Nuestro mejor ejemplo de oración es el Señor Jesucristo, quien mientras estuvo aquí en la tierra mantuvo una constante comunión con el Padre celestial y nada hacía sin que el Padre lo guiara.

Por eso nos enseñó: “Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá; porque todo aquel que pide recibe; y el que busca halla; y al que llama se le abrirá” Mateo 7:7-8.

Jesús, no sólo enseñó sobre la oración en sus sermones, sino que con su ejemplo nos invita a orar y hacerlo sin desmayar en el proceso, pues a su tiempo Dios nos responderá.    

No renuncies a tu clamor, porque bueno, misericordioso y fiel es Dios para responder y recompensar a aquellos que le buscan. Tu oración no será en vano, porque poderoso es Dios para darte mucho más de lo que pides.

Comments are closed.